Guía: Cómo reparar un pinchazo en una piscina desmontable

Te asomas a la terraza y te das cuenta de que la piscina cada vez tiene menos agua. ¡Qué faena! Eso ha debido de ser un pinchazo. Que no cunda el pánico, en esta entrada vamos a ver, paso a paso, cómo puedes arreglar este imprevisto para no tener que comprar una piscina nueva. Esta guía sirve para todos: da igual si es hinchable, o si se trata del líner de una piscina tubular. ¿No sabes cómo reparar una piscina hinchable?

También sirve para que puedas arreglar cualquier otro tipo de hinchable, como lo podría ser un flotador o una colchoneta.

¡Sigue nuestra guía! Aprende a arreglar un pinchazo en pocos minutos.

Paso a paso: La guía definitiva para arreglar tu piscina

Paso 1: Localiza la fuga y marca el pinchazo con un rotulador

Puede parecer obvio, pero hay que decirlo… Localizar la fuga es imprescindible para saber dónde está el problema y, en consecuencia, para aplicar la solución más factible y sensata. Para ello, tienes que sacar tu lado más explorador e investigar.

¿Dónde está el origen del problema?

En este punto, podemos encontrar diferentes situaciones:

  • Pinchazo en el anillo superior de tu piscina hinchable
  • Fuga o rotura del líner de tu piscina tubular

Rotura en el anillo superior de una piscina hinchable

La mayoría de modelos de piscina hinchable tienen un anillo superior inflable. Esto es fácil de observar en modelos como la Intex Easy Set o la Bestway Fast Set. Este anillo también puede sufrir un incidente. Primero, deberás hincharla del todo para facilitar la búsqueda. Ve palpando bien y apretando con cuidado. Cuando encuentres el lugar del pinchazo, aplica el parche. ¡Y listo! Eso sí, aguanta un rato para comprobar que ha quedado bien pegado el parche y ¡fuga solucionada!

Fuga de agua en la lona o líner de mi piscina desmontable

En este caso, pueden suceder dos situaciones: que la rotura de la lona esté en zona con agua o que no lo esté. La cosa se complica si hay un desgarro, pero hay solución. Hazte con unas buenas gafas de bucear y palpa por la zona donde sospechas que puede estar la fuga hasta que des con ella. Luego, ya te lo puedes imaginar: parche, pegamento especial para piscinas y ¡ya estaría! Refuerza la zona colocando un parche también por el lado externo del líner para asegurarte de que la fuga no se vuelve a abrir y no va a más.

Si la fuga está en el fondo de tu piscina y ésta está llenita de agua, vamos a repetir los pasos anteriores. Pero, en este caso, no colocaremos parche en la parte exterior, a no ser que puedas voltear la piscina. En caso de no poder voltear, tampoco hay problema, habiendo localizado la fuga. Simplemente, coloca el parche con el pegamento y utiliza un ladrillo o algo pesado que sujete con firmeza el parche durante unos minutos. De esta manera, vas a reforzar el parche, evitando que se despegue.

Paso 2: Aplica la solución

Bien, ya tienes localizada el pinchazo en tu piscina, así que ahora toca responder a la pregunta «¿hay agua donde está la fuga?». Como podrás comprobar, no es lo mismo en absoluto, de cara a poner una solución. Es posible que el pinchazo en tu líner esté en la zona con agua. Pero hay productos pensados para que no sufrás inconvenientes innecesarios en situaciones difíciles como esta. Vamos a ver cuál es la solución apropiada para cada caso.

Set o kit de reparación de piscinas sin agua, con parches (Intex o Bestway)

En este caso, puedes reparar el pinchazo gracias a un kit o un set de reparación de piscinas. Normalmente, cada marca tiene parches propios con el mismo diseño que tiene la piscina. Estas soluciones suelen incluir vinilo para hacer los parches, pegamento resistente al agua y un algodón para repartir el pegamento.

Encuentra en Amazon el parche o kit que necesitas para arreglar tu piscina

Comprar un kit con parche para arreglar tu piscina

¡Estás a un clic de arreglarla!

Paso 3: Verifica que el pinchazo en tu piscina ha quedado resuelto

Después del arreglo, debes verificar la efectividad de la solución que has aplicado en tu caso específico. Para ello, llena la piscina (si la vaciaste) y observa si hay zonas con burbujas o fugas en el área reparada. Si todo parece estar en orden, ¡tu piscina está lista para ser disfrutada nuevamente!

Paso 4: Disfruta de tu piscina como si la estuvieras estrenando de nuevo

Y, ahora sí: ¡Enhorabuena! ya has conseguido arreglar tu piscina sin necesidad de comprar una nueva. Y estás dispuesto a disfrutar de ella, habiendo aprendido a arreglar un pinchazo. Ahora ya sabes hacerlo y, si te vuelve a suceder, no tienes más que repetir la operación.

Tutorial en video para arreglar la fuga de tu piscina paso a paso

Para que veas que somos apañados, hemos seleccionado en Youtube el mejor tutorial que hemos visto para que lo veas más claro:

Tutorial en video para arreglar la fuga de tu piscina paso a paso

Conclusiones

En resumen, comprender por qué se producen el pinchazo en tu piscina es crucial para poder solucionar el problema y prevenir que pueda volver a pasarte. Si encuentras un pinchazo, abórdalo rápidamente utilizando los recursos adecuados o consultando a profesionales en piscinas para obtener asistencia experta. Tu piscina merece ser un lugar de relajación y diversión, ¡así que mantén su integridad con un cuidado adecuado! Y, si quieres guardar una piscina, también es necesario que lo hagas sin dañar el material. Si, por algún motivo, acaba rasgándose, ya sabes que tienes este tutorial. Y, si lo que quieres es guardar tu piscina sin que sufra daños, casi mejor que vayas a nuestra guía paso a paso y consejos para guardar una piscina de plástico desmontable.


Preguntas frecuentes

Deja un comentario