Manta térmica para la piscina

Lonas de burbujas, mantas solares o mantas térmicas son algunas de las denominaciones de este tipo de cubierta que lo mismo te ayuda a mantener limpia el agua como a mantenerla con una temperatura constante de una forma sostenible.

cobertor termico

La manta térmica para la piscina es un gran aliado a la hora de mantener el calor del agua de la piscina de forma sostenible. Además, evita que caigan hojas secas, ramas o insectos por lo que ofrecen una doble solución a favor de tu piscina, tu bolsillo y del medioambiente. En esta guía exploramos cómo estas mantas no solo preservan el calor y reducen costos, sino que además extienden la temporada de baño para que disfrutes al máximo de tu piscina.

¿Qué manta térmica comprar?

¿Cuáles son los efectos de la manta térmica en tu piscina?

1. Captura de Calor Solar

La manta térmica está fabricada con materiales como el polietileno o compuestos similares, que permiten el paso de los rayos solares. Gracias a su diseño, que a menudo incluye burbujas de aire o patrones similares, capturan eficientemente el calor del sol. Con todo ello, se genera una especie de efecto invernadero ya que, una vez que los rayos solares llegan a la lona, el calor queda atrapado entre la superficie del agua y la cubierta.

2. Efecto invernadero

En este tipo de cubierta, se produce un aislamiento térmico gracias a las burbujas que dispone. Efectivamente, estas burbujas de aire funcionan como aislante, de igual manera que las cámaras de aire lo hacen en las ventanas Climalit. De manera que usando una de estas cubiertas, evitas que el agua entre en contacto directamente con el ambiente cuando las temperaturas descienden (por la noche, por ejemplo).

3. Retención del Calor

Además de capturar y retener el calor, esta manta térmica también evita que el agua de tu piscina se evapore, aunque alcance temperaturas elevadas. Al cubrir la superficie del agua, la manta térmica reduce significativamente la tasa de evaporación. Esto no solo conserva el calor sino que también ahorra agua y reduce la necesidad de reponerla frecuentemente.

¿Por qué una manta térmica para la piscina?

Beneficios de las lonas de burbujas

Ahorro Energético y Económico

La implementación de una manta solar trae consigo una reducción significativa en la evaporación del agua y en el uso de productos químicos. Este ahorro se traduce directamente en una menor necesidad de rellenar la piscina y en una reducción de los costos asociados al mantenimiento del agua, lo que a su vez disminuye el consumo eléctrico por depuración.

Extensión de la Temporada de Baño

Gracias a la capacidad de las mantas solares de retener el calor, podrás disfrutar de tu piscina desde inicios de primavera hasta bien entrado el otoño. Este beneficio no solo mejora tu calidad de vida, sino que también optimiza la inversión realizada en tu espacio de ocio.

No es un dispositivo de seguridad

Debes recordar que, por muy versátil que sea la manta térmica para la piscina, nunca debe usarse en sustitución de los sistemas de seguridad. Efectivamente, la cubierta de burbujas conocida como manta térmica para la piscina no está diseñada o pensada como un dispositivo de seguridad. Se deben tomar medidas adicionales para prevenir accidentes, especialmente en hogares con niños. En lamejorpiscina.es disponemos de una sección sobre productos o dispositivos de seguridad para la piscina que podrían interesarte.

Consejos de mantenimiento de tu manta térmica

El cuidado adecuado de tu manta térmica es esencial para maximizar su efectividad y prolongar su vida útil. Aunque estos cobertores solares son conocidos por su mantenimiento sencillo, seguir un protocolo de cuidado puede marcar la diferencia. A continuación, te ofrecemos un paso a paso para el mantenimiento óptimo de tu manta térmica:

Coloca y retira tu cobertor térmico con cuidado

  • Despliegue Cuidadoso: Al colocar la manta sobre la piscina, asegúrate de hacerlo de manera uniforme y suave para evitar tirones o rasgaduras. Es recomendable hacerlo entre dos personas para distribuir el peso y el estrés sobre el material de manera equitativa.
  • Retirada Correcta: Al retirarla, evita arrastrar la manta por el borde de la piscina o sobre superficies ásperas. Levántala del agua lentamente y pliégala o enróllala cuidadosamente para evitar daños.

Limpia tu manta térmica habitualmente

  • Después de Cada Uso: Enjuaga la manta con agua dulce para eliminar el cloro, sales, o residuos de productos químicos que puedan haberse adherido durante su uso. Esto es particularmente importante antes de almacenarla por períodos prolongados.
  • Limpieza Profunda: De forma periódica, utiliza una solución suave de agua y jabón neutro para limpiar ambos lados de la manta. Evita el uso de productos abrasivos o cepillos duros que puedan dañar la superficie.

Seca bien tu cobertor y almacénalo correctamente

  • Secado Completo: Antes de guardar la manta, asegúrate de que esté completamente seca para evitar la formación de moho o hongos. Extiéndela en un área limpia y bajo la sombra para secarla de ambos lados.
  • Guardado Protegido: Utiliza una funda opaca para proteger la manta de la luz solar directa y otros elementos cuando no esté en uso. Esto es especialmente importante durante el invierno o si la piscina no se va a utilizar durante un tiempo prolongado.

Protégelo contra los Rayos UV

  • Cobertura UV: Aunque las mantas térmicas están diseñadas para resistir los efectos de los rayos UV, una exposición prolongada puede deteriorar el material. Si no vas a usar la piscina durante varios días, considera retirar la manta o cubrirla con un material que bloquee los rayos UV.

Revisa posibles daños y repáralos a tiempo

  • Revisión de Daños: Periódicamente, inspecciona la manta en busca de signos de desgaste, rasgaduras o áreas debilitadas. La detección temprana de problemas puede permitir reparaciones que prolonguen la vida útil del cobertor.
  • Reparaciones Menores: Utiliza kits de reparación específicos para mantas térmicas para arreglar pequeñas rasgaduras o agujeros. Esto puede prevenir daños mayores y mantener la efectividad del cobertor.

Minimiza la exposición al cloro o químicos agresivos

  • ¡Cuidado con el Cloro!: Minimiza la exposición de la manta a altas concentraciones de cloro o a tratamientos químicos agresivos. Si es posible, retira la manta de la piscina durante los tratamientos de choque químico.

Preguntas Frecuentes